NAMING

5 etapas para encontrar un nombre para empresa o marca

Si has llegado a este artículo seguramente te has preguntado algo parecido a esto: ¿Cómo elegir un nombre para mi empresa? ó ¿Cómo crear un nombre para mi marca? ¿verdad? ¡Muy bien! No hay una fórmula exacta para encontrar un nombre, sin embargo, vamos a enseñarte las 5 etapas que usamos con nuestros clientes para ayudarlos a definir un nombre para sus empresas.

Dicen que no hay segunda oportunidad para una primera buena impresión, y el nombre es la primera oportunidad que tenemos para contar nuestra historia y diferenciarnos de la competencia; y en un mercado lleno de marcas, esto sí que es cierto.

Antes de entrar en materia, debemos conocer las 3 categorías dentro de las cuales se ubican la mayoría de los nombres de marcas:

  1. Nombres Literales: describen la funcionalidad o la calidad tangible de una marca, producto o servicio, por ejemplo “Panificadora Panotto e Hijos”
  2. Nombres Metafóricos: ayudan a la gente a pensar en una marca o producto de un modo que va más allá de su propósito cotidiano, ejemplo “MapMarvels”, una app que te ayuda a viajar como un superhéroe.
  3. Nombres Imaginativos: no describen las funcionalidades de la marca o producto. Están pensados para que la marca construya una identidad desde cero, un buen ejemplo puede ser “Apple”.

Los nombres Metafóricos e Imaginativos, ayudan a contar una historia desde cero y son muy usados para nuevas marcas, sin embargo, requieren de tiempo y/o inversión en marketing hasta que logran posicionarse.

Para facilitar el aprendizaje de las 5 etapas, hemos querido representarlas a través de un gráfico en forma de embudo al cual bautizamos como “Embudo de Naming”.

Etapa 1: Briefing

En esta etapa la primera incógnita que surge en la mayoría de los clientes es ¿qué es eso? ¡Miremos! llevando el anglicismo Briefing al español podríamos traducirlo como “instrucciones”, y en palabras simples podemos decir que es un documento informativo que sirve como punto de partida para el desarrollo de una acción, en este caso, encontrar un nombre para marca o empresa.

La segunda pregunta que surge es ¿Qué información se diligencia en el documento? ¡Bien! Se formulan preguntas con el objetivo de identificar diferentes aspectos del cliente y la empresa; para no extendernos mucho en este punto, compartimos a modo de recurso, el formato usado por nosotros.

Etapa 2: Análisis Luego de consolidar la información recopilada en la etapa del Briefing, se realiza un análisis del mercado para identificar a la competencia, y ver cómo los productos o servicios del cliente se pueden parecer a los de ellos, ¿objetivo? identificar similitudes y enfocarnos en los factores diferenciadores. 

Etapa 3: Keywords / Palabras Clave

Las palabras clave son el principal instrumento en una investigación, basados en la información analizada en las dos primeras etapas, hacemos un listado de palabras clave, que darán pie a la construcción de las propuestas para el nombre.

Esta etapa puede ser de gran utilidad a futuro, para el desarrollo del sitio web de la marca y su posicionamiento en los buscadores; por ejemplo, en Google:

Las palabras clave son preguntas, ​preguntas que los usuarios formulan y que Google se esfuerza en contestar de la mejor forma posible y la forma que Google tiene de contestarlas es ofrecer las páginas más relevantes en los resultados.

Etapa 4: Ideas

En este punto reunimos al equipo creativo en secciones de 15 minutos para una lluvia de ideas, sólo con papel y lápiz, el objetivo es no limitar las ideas con búsquedas prematuras en internet y dejar por escrito todas aquellas palabras o nombres que se nos crucen por la cabeza.

En esta etapa nos enfocamos en la cantidad y no en la calidad. ¡Consejo! repite estas sesiones hasta que sientas que tienes suficientes opciones sólidas. Los participantes deben marcar sus opciones favoritas y discutir los pros y los contras de lo nombre elegidos.

Etapa 5:  Filtro

Ahora que tenemos varias opciones para el nombre (por lo menos unas 25 opciones), empieza el proceso de eliminación.

Haz una búsqueda de marcas registradas, así, aseguramos que el nombre no está legalmente registrado. Una búsqueda en Google nos puede ayudar también a identificar si existe alguna empresa que esté usando el posible nombre y si el dominio está disponible para su uso o no. Un tema importante a tener en cuenta aquí, son las posibles connotaciones negativas que pueda tener el nombre en otro idioma.

Etapa Final: Llega la hora de presentar las propuestas al cliente ¿verdad? Elige tus opciones preferidas, habla de la idea detrás de cada nombre y elige tus opciones preferidas en caso de que te pidan una opinión, esto último siempre lo hacen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *